Mexillón de Galicia quiere evitar contagios en las operaciones de descarga y control de moluscos.

18 de Marzo de 2020 Xunta directiva

Mexillón de Galicia quiere evitar contagios en las operaciones de descarga y control de moluscos.

El Consello Regulador dicta medidas preventivas dirigidas a sus trabajadores y todos los implicados en la cadena de comercialización

18.03.2020
Personal del Consello en un control en puerto. // FdV

Personal del Consello en un control en puerto. // FdV

El Consello Regulador de la Denominación de Origen Protegida (DOP) Mexillón de Galicia dictó hace días una serie de medidas de obligado cumplimiento con las que tratar de frenar la propagación del Covid-19 en uno de los sectores económicos más potentes de la comarca. Son acciones dirigidas al personal que trabaja tanto en el edificio Mexillón de Galicia, en Vilagarcía, como en los puertos, al igual que están pensadas para proteger a los operadores inscritos y a todas las personas y entidades vinculadas a la DOP.

Tras advertir de que el coronavirus Covid-19 “se puede propagar de persona a persona a través de las partículas virales procedentes de la boca o la nariz, despedidas cuando alguien infectado tose, estornuda o exhala”, el Consello Regulador aclara que esos virus “caen sobre objetos y superficies, por lo que otras personas pueden contagiarse si los tocan y después se llevan las manos a los ojos, la nariz o la boca”.

De ahí la necesidad de adoptar precauciones, por ejemplo, haciendo que cada persona controle la aparición de síntomas, tales como la fiebre, tos y dificultad para respirar.

Por esta razón, Mexillón de Galicia pide a sus trabajadores, y al conjunto del sector bateeiro, que antes de asistir al trabajo controlen su temperatura corporal y telefoneen al 900 400 116 en caso de duda.

“Si alguien sospecha de infección respiratoria, debe alejarse de otras personas y mantener una distancia de, al menos, dos metros, informando de la situación a la dirección del Consello Regulador y a las personas con las que mantuvo contactos próximos”, reclaman desde el órgano rector de la DOP.

Lógicamente, en caso grave o de emergencia, “hay que ponerse en contacto con el 061, pero no acudir al centro de salud o Urgencias”.

El Consello también abunda en una serie de medidas específicas, como “lavar las manos frecuentemente con agua y jabón o con el desinfectante que proporcionamos”, sobre todo tras haber tocado el material o elementos de uso compartido o común, “evitando siempre tocar los ojos, la nariz y la boca si no tenemos las manos limpias”.

Aunque es de sentido común, el Consello también pide que, al toser o estornudar, se cubra la boca y la nariz “con el codo flexionado o con un pañuelo, que inmediatamente deberemos tirar a la basura”.

En el interior de las oficinas y en las instalaciones de control de calidad del mejillón existentes en los puertos, “solo se permite la presencia del personal del Consello Regulador, aclarando que cuantos participen en las operaciones de descarga, pesaje, selección y similares que se desarrollan en los muelles, deben mantener la distancia física de un metro, evitando entrar en contacto entre ellos”.

Para lograr tal objetivo, el Consello también ha establecido las medidas tecnológicas precisas para realizar el trabajo y la prestación de servicios de forma telemática o telefónica.

A mayores, y tras insistir en que sus trabajadores y todos los participantes en la cadena de comercialización del molusco deben extremar las precauciones, el Consello recalca que los servicios de limpieza reforzarán esta con desinfectante en todo tipo de utensilios, mobiliario y equipos de trabajo.

Otra de las medidas adoptadas es la prohibición de viajar y participar en conferencias, ferias, exposiciones, reuniones y eventos similares, limitándose los contactos y representaciones o promociones de la marca de calidad Mexillón de Galicia a las vías telefónica y telemática.

Faro de Vigo, 18/03/2020

Compartir: